Blog

post image

USAR. LAVAR. DOBLAR. REPETIR.

¿Se está lavando tu ropa interior favorita de Bamigo? ¡Keep cool! No siempre se puede tener toda la ropa interior que se quiere. Asegúrate que tienes suficiente para sentirte fresco todos los días.

USAR

¿La ropa interior de Bamigo son tus prendas favoritas? Es algo normal ya que nuestra ropa interior es suave como la seda, se ajusta perfectamente a tu cuerpo y es increíblemente cómoda. Una vez que uses las prendas de Bamigo, ya no querrás nada más.

LAVAR

Como es normal, después de usarse las prendas de Bamigo todas acaban en el cesto de la ropa sucia. Antes de que pongas la lavadora, asegúrate de leer las instrucciones de lavado de los productos Bamigo. Nunca laves la ropa interior de Bamigo a una temperatura superior a 40 grados centígrados. ¿Te gustaría conocer todos los detalles de las instrucciones de lavado? Aquí. los tienes todos

DOBLAR

La lavadora ya terminó y ahora tus prendas de Bamigo ya están limpias otra vez. Te recomendamos que seques la ropa interior de Bamigo al sol en vez de usar una secadora. La secadora puede dañar las fibras del producto, lo cual sería una auténtica pena. Así que no necesitas una secadora, deja que las prendas se sequen de manera natural y después dóblalas.

REPETIR

Cuando tu ropa interior de Bamigo esté seca, ya estará lista para que te la pongas otra vez. Para que no te quedes ningún día sin poder usar tus prendas de Bamigo, asegúrate que tienes ropa interior suficiente para sentirte fresco todos los días.

Ir a la tienda online

Compartir:

Back to shop