post image

Tres hábitos para que sea más efectivo

¿A menudo se siente estresado en el trabajo o cuando llega a casa después del trabajo? ¿A veces siente que no aprovecha bien su tiempo libre porque está preocupado por el trabajo? Si ha respondido afirmativamente al menos una vez, entonces quizás ha llegado el momento de analizar cómo usa su tiempo. Incluso los cambios más sencillos e insignificantes pueden hacer una gran diferencia en su rutina diaria.

Le hemos pedido a las personas que nos rodean que nos den consejos interesantes sobre cómo desarrollar buenos hábitos que le ayuden a sobrellevar cualquier situación que se le presente en sus actividades diarias en el trabajo.

Ahora que el efecto burnout (quemado) u otro efecto más reciente como es el brown-out (falta de motivación en el trabajo) son cada vez más frecuentes en nuestra sociedad, ¡pensamos que deberíamos compartir algunos consejos sencillos pero significativos!

A continuación le presentamos nuestros tres mejores consejos para ayudarle en sus rutinas diarias:

1. Utilice bien su tiempo libre para no estresarse en el trabajo
Parece ser que durante la última década todo se hace a la carrera, tanto en la política, como en las finanzas e incluso en las relaciones sociales. En la actualidad parece que las personas necesitan más horas cada día para hacer todo lo que les gustaría. A lo mejor usted también se siente igual pero ¿se puede evitar? ¿De verdad hay que sufrir toda esta presión social de hacer todo a la carrera? Algunas de las personas que nos rodean se inspiraron gracias a la cultura asiática y comenzaron a meditar una o dos veces a la semana; otras personas hacen deporte y de esta manera alivian la presión y el estrés que acumulan en el trabajo. Aunque no lo crea, hacer ejercicio en la mañana (por ejemplo una carrera suave de 20 minutos) no va a hacer que llegue cansado al trabajo pero sí ¡le va a ayudar a comenzar el día con ideas frescas!

2. Pequeños hábitos saludables
En 2011 el profesor BJ Fogg de la Universidad de Stanford demostró que sólo tres cosas pueden cambiar el comportamiento de una persona a largo plazo: tener una epifanía (lo cual no es muy común), cambiar los hábitos sociales (esto es muy difícil para nosotros) o ir cambiando gradualmente y poco a poco el comportamiento hasta lograr el objetivo propuesto. Un defensor de este método nos dijo que él, por ejemplo, se pone a leer un libro (no más de 5 o 10 páginas) todas las noches antes de acostarse. Según sus estimaciones, el resultado es que ahora lee 1 libro más cada dos meses. Este proceso de pequeños hábitos saludables consiste en combinar un hábito nuevo pequeño (saludable/productivo) con otro hábito que ya se tenía; después de un tiempo el hábito nuevo (que se puede hacer casi sin esfuerzo) le ayudará a cambiar y mejorar su actitud y/o comportamiento. Supongamos que quiere comer de una manera más saludable, por ejemplo puede: comer una pieza de fruta todos los días antes de salir de casa; si lo que quiere es comenzar a hacer deporte puede: hacer 5 flexiones todas las mañanas antes de ducharse y poco a poco ir aumentando el número de repeticiones; si lo que desea es dejar de fumar puede: no fumarse ese cigarrillo antes de acostarse (además, no tiene sentido, ¿verdad?).

3. Olvidarse de todo aquello que sea innecesario y le haga menos productivo
¿Alguna vez ha tenido la sensación de que la ropa no le ayuda para nada? Todos recordamos aquel día en el que no nos sentíamos muy cómodos con lo que llevábamos puesto y esto hizo que perdiéramos confianza en nosotros mismos. Yo, por ejemplo, odio cuando me toca usar corbata durante todo el día. Asegúrese de sentirse bien con su traje, desde la chaqueta (que es lo que ve la gente) hasta la ropa interior (que la gente no ve pero le hace sentirse cómodo). Todo puede ser tan sencillo como usar una camiseta debajo de su camisa para evitar esas manchas de sudor. ¿Algunas semanas siente que todo su tiempo se va en reuniones y está tan ocupado en el trabajo que en realidad no tiene tiempo para hacer su trabajo? Quizás le pueda parecer difícil tomar esta decisión premeditadamente, pero simplemente elija un día a la semana sin planificar ninguna reunión y verá como todo es mucho más productivo y se puede centrar en una sola cosa a la vez. ¡De todas maneras ya llegarán los asuntos urgentes! ¡No dude en realizar un comentario si le gustaría compartir algún consejo sobre cómo tener un estilo de vida más productivo!



Pida su ropa interior cómoda aquí

Compartir:

Regresar a la tienda